GARANTICEMOS LA TOTAL RECUPERACIÓN DE LOS PACIENTES TRASPLANTADOS: RODRIGO ACUÑA


➢ Para evitar situaciones en donde el paciente pierde  contacto con la instancia de salud que le hizo el trasplante y así garantizar el éxito de este esfuerzo extraordinario del gobierno y la Sociedad Civil se propone el seguimiento por Ley a la salud de los pacientes trasplantados, dijo el legislador.

A fin de dar un adecuado seguimiento médico a las personas que hayan recibido un trasplante de órgano, el diputado Rodrigo Acuña presentó este martes ante el pleno del Congreso del Estado una iniciativa con proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones a la Ley de Donación y Trasplantes de Órganos, y a la Ley de Salud de Sonora.
Acuña Arredondo explicó que las personas a quienes se les ha realizado algún trasplante deben tener una serie de cuidados especiales y tomar medicamentos por el resto de sus vidas para ayudar a impedir que sus cuerpos rechacen el órgano nuevo.
“Después del trasplante hay varias razones importantes por las cuales se corre un mayor riesgo de enfermarse o tener complicaciones y la razón más común por la cual los receptores de trasplante se enferman o tienen complicaciones después del trasplante es porque su sistema inmunológico está suprimido o debilitado”, abundó
Los medicamentos que son administrados después de un trasplante, para prevenir el rechazo, pueden producir un mayor riesgo de infección, por lo que se corre un riesgo más alto durante los primeros seis meses posteriores al trasplante y en los periodos en que se le aumenta el nivel de inmunosupresión para tratar el rechazo; asimismo, algunos de los medicamentos tomados pueden también causar efectos secundarios en otros sistemas del cuerpo, por ejemplo, presión sanguínea alta o niveles altos de azúcar en la sangre, precisó el legislador.
Lograr acuerdos de coordinación con la Secretaría de Salud para que a las personas a quienes se les haya realizado un trasplante se les proporcione los servicios médicos que sean necesarios para garantizar, en la medida de lo posible, la adecuada recepción, funcionamiento del órgano trasplantado y recuperación posterior es el objetivo de la iniciativa, dijo Acuña Arredondo.
El legislador destacó que por esas razones es importante llevar cabo los procedimientos de trasplante de órganos, de tal manera que se garantice, la integridad física tanto del donante como del receptor que se encuentran involucrados en una operación o procedimiento de trasplante de organismos humanos, mucho más allá de la cirugía o intervención médica, mediante la cual se lleve a cabo la referida donación.
Se refirió al caso de un residente de Caborca, Sonora, a quien se le trasplantó con éxito un órgano humano, brindándole una nueva oportunidad de vida, con una mejor salud y, por lo tanto, mejor calidad de vida. 
Sin demeritar los resultados obtenidos por el paciente, éste ha enfrentado diversas dificultades para continuar con el tratamiento que le permita cumplir con el proceso de recuperación, al no contar con una óptima atención posoperatoria, aunado a la falta de suministro de medicamentos suficientes y necesarios para su total recuperación, añadió.
“Por esa razón presentamos esta iniciativa, cuya finalidad es establecer en el cuerpo normativo estatal de la materia, las herramientas jurídicas que permitan a las personas que reciban, a través de un trasplante, la donación de un órgano humano, obtener una atención médica profesional y especializada, que les dé la certeza de que serán atendidos y evaluados periódicamente, en forma posterior a la donación del órgano hasta su total recuperación”, concluyó Acuña Arredondo.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *