La Guardia sin guardia

No se ustedes, pero yo me pregunto a diario… ¿y dónde está la Guardia Nacional? Esa salvadora Guardia que se ha convertido en una esperanza o quizá en una especie de mito que nadie sabe dónde está y cómo va.
Hoy día, la Guardia Nacional la solicitan los estados, los municipios, los ciudadanos comunes y corrientes, la piden familias afectadas por la ola de delincuencia en toda la republica mexicana, la Guardia Nacional es algo así como la varita mágica que resolverá los problemas de seguridad del país. Y el tema es que nadie sabe nada o casi nada de la famosa Guardia Nacional.
Todo problema que se presenta en México se dice que mandarán a la Guardia Nacional, se va a sellar la frontera sur y ahí estarán 6 mil elementos de la Guardia Nacional. El gobernador de Michoacán solicita la Guardia Nacional para detener la violencia en su estado, lo mismo sucede con Sonora, los estados más afectados que son casi todos le piden al presidente Lopez Obrador que los apoye la Guardia Nacional.
Los secuestros crecen exponencialmente en la Ciudad de México y la señora Sheinbaum pide ayuda a AMLO y solicita la Guardia Nacional.
Silvano Aureoles se ve acorralado y los michoacanos le exigen justicia y dice que pedirá apoyo a la Guardia Nacional.
Perdón por la insistencia, pero el tema es que todos están solicitando y deseando tener a la Guardia Nacional y lo extraordinario es que no se sabe cómo podrá una Guardia Nacional aún sin rostro y sin definición combatir todos y cada uno de los enormes problemas de inseguridad de este país.
Y mientras esto sucede, de lo poco que se ha dicho de la Guardia Nacional es que los primeros elementos o cadetes se van a graduar en el mes de julio o sea dentro de algunas semanas, algo por demás extraño, pues en este momento ya han desplazado a algunos elementos a la frontera sur, para detener la ola de migrantes y darle tranquilidad al señor Trump que fue quien pidió dicha acción.
No se tiene que ser demasiado inteligente para entender que la chamba la están haciendo los marinos, los integrantes del ejército, la misma policía federal o las estatales y municipales. La chamba la hacen los de siempre y hacen lo que pueden.
Ya va siendo hora de mostrar las cartas de la Guardia Nacional, las expectativas son muy altas y no se ve como se pueda cumplir todas y cada una de las promesas.
La Guardia Nacional es simple y llanamente un reclutamiento de lo “mejorcito” que existe en las diferentes corporaciones, es una fórmula perfectible que solo fue una promesa y que no se ve como pueda resolver los verdaderos problemas.
Pero eso sí, la gran mayoría de los mexicanos fincan sus esperanzas en la Guardia Nacional y creen que la solución al terror que se está viviendo en Mexico será resuelto por ellos.
Y ellos, ellos son los mismos, o sea que tenemos una Guardia sin guardia.
De ida
Por cierto, la violencia desatada en todos los rincones del país le está afectando al sonorense Alfonso Durazo, se sabe y se sabe bien qué el Presiente López Obrador lo aprecia, lo reconoce en público y lo tiene entre sus principales colaboradores de confianza. Pero también se sabe que los números rojos avanzan, los asesinatos a la orden del día, los secuestros sin precedentes, los asaltos a mano armada como si pidieran pedir limosna y no se detiene nada de lo que algún día aseguraban que al llegar al poder cambiarían las cosas.
Ya es tiempo de que Alfonso Durazo diera cifras alentadoras, pero no es así, seguramente que el presidente ya debe estar pensando en ajustes, en esos cambios naturales en el primer año de un gobierno.
De vuelta
Por cierto que el tema de la inseguridad, el tema de la violencia, el tema de la intranquilidad de los mexicanos estuvo durante varios meses encapsulado, pero ya no.
Hoy día está en la agenda de los mexicanos, pero lo más importante está en la agenda del Presidente y de sus funcionarios.
Las conferencias mañaneras de López Obrador por más intentos que se hacen de desviar la atención y de poner temas “diferentes”, lo relevante siguen siendo los ríos de sangre que inundan nuestro México.
No hay forma de ignorar lo que sucede, los asesinatos a estudiantes, los secuestros y la violencia ejercida en familias enteras con todo y pequeños bebés gana los espacios de las “benditas redes sociales”. Hoy la agenda la ponen los mexicanos, las cortinas de humo ya son historia.
Aserrín
Y ya para despedir y sin soltar el tema, llama la atención que Ernestina Godoy titular de la PGJCDMX pidió a los medios de comunicación no crear psicosis.
Ahora resulta que informar, que decir lo que sucede es crear psicosis, como se ve que ya se les olvido lo que hicieron los últimos años.
En fin, creo que tenemos que aceptar que las promesas se las está llevando el viento.
Victor Mendoza Lambert director de Grupo Entre a Todos.
Twitter: @VictorMendozaL
Facebook: Victor Mendoza Lambert
WhatsApp: 6621768878
Comments

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *