En Hermosillo también hay muchos “machistas” que imitan a AMLO

Mientras unos tenemos la bendición de poder trabajar desde nuestras casas manteniendo el aislamiento social; muchos otros hermosillenses salimos a la calle a ganarnos el sustento y corremos más el riesgo de contagiarnos de este maldito virus que Dios quiera se acabe pronto.

Reiteramos nuestro humilde reconocimiento a los doctores, enfermeras y personal médico que todos los días se juegan la vida en los hospitales locales, clínicas y servicios de emergencia; quienes atienden a enfermos del coronavirus y pacientes de otros males.

De igual forma nuestro agradecimiento a los recolectores de basura, a los empleados de gobierno de los tres niveles y no se diga a los trabajadores de las empresas particulares que se encuentran dentro y fuera del casco urbano de Hermosillo y de otras ciudades de Sonora.

Ya que gracias ellos, nuestra economía se ha podido mover y ha logrado que lleguen a nuestros hogares todos los bienes y servicios que ocupamos para vivir.

Hablando sobre los cuidados que deben de tener los trabajadores que se parten el alma literalmente de sol a sol, la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas, hizo llegar -este lunes por la mañana- equipo de protección a 80 trabajadores de las diferentes cuadrillas de bacheo y recarpeteo.

Labor que ha sido fundamental para el embellecimiento de las calles de nuestra ciudad.

Porque de las pocas o muchas veces que hemos tenido la necesidad de salir a algo esencial en los últimos meses, hemos podido confirmar lo bonito que se ve Hermosillo.

Calles recién reparadas por nuestras autoridades, es parte de lo que se puede apreciar en un tráfico que aunque no circula al 100%, sí hay un porcentaje considerable que igualmente disfruta de tener vialidades sin tantos baches como cuando inició la presente administración municipal.

Aunque debemos de ser muy claros al informar que, parte de este gran avance se debe también a las inversiones que ha hecho el Gobierno del Estado en algunos tramos como el boulevard Ganaderos y el Vildósola de Villa de Seris.

Incluyendo, por supuesto, las inversiones en este sentido del Ayuntamiento de Hermosillo.

Mención aparte que debemos destacar, la gran participación activa de la gente.

Esto lo digo, entre muchas otras acciones, por las brigadas de ciudadanos y autoridades que reactivaron un programa llamado “Transforma tu entorno”, el cual consiste en darle mantenimiento a los parques de cada colonia; siendo el turno más reciente para el fraccionamiento “Villas del Sur”, durante el pasado fin de semana.

Cierto que, aunque muchos no se animan a salir del encierro hogareño, algunos vecinos han limpiado baldíos, pintado bardas y reforestado lo que antes ya se había plantado.

Obvio que en la calurosa jornada, tanto vecinos como trabajadores del Ayuntamiento de Hermosillo, han utilizado todos los protocolos de salud para evitar cualquier posibilidad de contagio.

Lamentablemente y por otro lado, como ya sabemos, los fiesteros no entienden y por consecuencia los contagios tampoco disminuyen en Sonora y menos en esta capital.

En innumerables ocasiones nuestras autoridades municipales y estatales han hecho exhortos para que nos cuidemos y tomemos todas las medidas precautorias.

Sin embargo algunas personas no hacen caso.

Porque muchos aparte de no usar cubre bocas, ni gel antibacterial, ni guantes látex o caretas de vinil; todavía se burlan diciendo que no existe tal enfermedad.

Lo que sucedió el pasado fin de semana con tantas fiestas que se registraron dentro y fuera del casco urbano de Hermosillo, la verdad que no tiene madre.

Resulta increíble que a pesar de tantas advertencias, todavía hay gente que reta a la enfermedad y en su momento a la muerte.

Aunque lo peor de todo, no es la concentración de contagios que pudo haber en esos convivios; sino los posteriores encuentros con familiares y amigos que se pudieran tener durante la presente o la siguiente semana.

Me resulta oportuno decirles que a raíz de la segunda fase del programa “Anticipa” que anunció este martes la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano a los grupos en riesgo, colonias vulnerables y pueblos originarios; hizo un comentario digno de rescatarlo:

“Vamos a seguir trabajando para mitigar el índice de mortalidad en el estado, vamos a ir por esos grupos vulnerables que ha hemos mencionado, esos grupos de riesgo y nuestros pueblos originarios”, agregó, “pero les pido que seamos solidarios porque mientras el personal de salud no ha visto a su familia por meses, lamentablemente todavía hay gente que se pasea por ahí en una fiesta, en una reunión de amigos, a veces sin ningún tipo de cuidados y no se me hace justo”.

Y estoy convencido que la Mandataria tiene razón; así como millones de mexicanos y ciudadanos de todo el mundo que sí nos estamos cuidando.

Pero que aun así, no tenemos garantía de inmunidad.

Decía hace unos días el comentarista de televisión, Ciro Gómez Leyva, que la imagen de cualquier Presidente de la República debe ser pedagógica, aleccionadora y de enseñanza para la gente.

Razón por la cual criticó y hasta llamó “machista” a Andrés Manuel López Obrador, por el hecho de no utilizar cubre bocas, ni cualquier otro aditamento precautorio contra el coronavirus.

Y efectivamente.

La imagen de alguien representativo de nuestro entorno es fundamental para que los demás lo imiten.

Pero a cuatro meses de la pandemia en México, nos queda claro que tenemos un Presidente que quiere seguir demostrando que nada ni nadie lo puede perjudicar.

Sabedor, obviamente, de que en el primer quebranto de salud que sienta, tendrá a su disposición a los mejores doctores y servicios médicos del país.

Facilidades que no tendríamos nunca el resto de los mexicanos.

Ni siquiera, lea usted bien, esos otros “machistas” que tampoco usan cubre bocas, guantes látex, careta de vinil o gel antibacterial.

Y que cada fin de semana se la pasan de fiesta en fiesta.

Ojalá que por fin aprendamos la lección; ya que la prueba siempre será más difícil.

Que Dios nos proteja a todos.


Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *