Gestiona Claudia mayores recursos federales

CRITICA
GASPAR NAVARRO

Ya lo había advertido la gobernadora Claudia Pavlovich que no se quedaría cruzada de brazos ante el anuncio de recortes presupuestales federales y una sola obra incluida para Sonora en el 2021, por lo que este martes sostuvo una reunión junto con varios gobernadores con el titular de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez.
En la reunión de trabajo con el titular de SHCP, la mandataria estatal solicitó que se reconsideren modificaciones en el Presupuesto de Egresos de la Federación a fin de que se destinen mayores recursos para todos los municipios de Sonora en el próximo año.
El tijerazo al presupuesto federal viene demasiado drástico para el 2021, para Sonora y todas las entidades, incluyendo el delicado sector de la seguridad pública, razón por la cual gobernadores, alcaldes y organizaciones civiles demandaron a los legisladores federales restituir o aumentar los recursos en materia de seguridad pública para estados y municipios e impedir la desaparición del Fortaseg.
En el presupuesto federal del 2021 se prevé la eliminación del programa federal para el Fortalecimiento de la Seguridad Pública (Fortaseg), pues no aparecen etiquetados recursos en el proyecto federal de gasto del próximo año, y ya años antes había tenido reducciones presupuestales.
“Eso significa que 300 municipios del País dejarían de recibir 4 mil millones de pesos, para llevar acciones en materia de seguridad”, señalan la organización civil “Causa Común”. Para ver tan solo un ejemplo de lo grave de la eliminación del Fortaseg, y lo importante que es para los municipios, en este año con ese programa Hermosillo recibió recursos para adquirir 30 patrullas que se sumaron a las unidades policiacas de esta capital.
Por ello es importante la presión política de gobernadores, alcaldes, legisladores y organizaciones civiles, para que se amplíen los recursos federales a los estados, como lo hizo con tiempo y lo sigue haciendo la gobernadora Pavlovich al gestionar de manera directa con el titular de la SHCP y ante el mismo López Obrador, pero la mirada de Palacio Nacional está centrada en los megaproyectos del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, y en el sur también el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas.
Los alcaldes también presionan para jalar recursos a sus municipios, como es el caso de Hermosillo, donde la alcaldesa Célida López Cárdenas, podría cristalizar sus gestiones de que lleguen al menos 500 millones de pesos para pavimentación, prometidos por López Obrador desde hace 5 meses, y este lunes anunció que “está empujando el elefante burocrático” para que lleguen los recursos a la capital sonorense. Si no le hacen caso al Presidente, pues estamos fritos. A seguir esperando que depositen el apoyo económico, como el Coronel en la novela de García Márquez.
El apoyo económico de 500 millones de pesos para Hermosillo y otra cifra igual para Cajeme, lo anunció López Obrador en Abril pasado como parte de una bolsa de 25 mil millones de pesos para fortalecer a municipios del País, pero hasta la fecha han sido puras promesas, y la alcaldesa se ha tenido que rascar con sus propias uñas para la repavimentación de las calles afectadas por las intensas lluvias de hace meses que azotaron la ciudad capital.
Volviendo con los cabildeos de la gobernadora Pavlovich, confiemos en que en este año se liberen los 213 millones de pesos prometidos por el del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) para terminar la construcción y equipamiento del nuevo Hospital General de Especialidades de Hermosillo, como prometió hace unos días el mismo titular de esa dependencia Juan Ferrer Aguilar, de que en dos semanas más se aprobaría etiquetar esos recursos para culminar esa gran obra. Y como dice la canción “ya me canso de llorar y no amanece”.
CONFIRMA LOPEZ GATELL REDUCCIÓN DEL COVID EN SONORA
Contrario a lo que sucede en Europa con el rebrote del Covid-19, en México pero sobre todo en Sonora se vive una nueva normalidad al reactivarse casi todos los sectores de la economía al registrarse desde hace varias semanas una gran reducción de casos positivos y fallecimientos por el Coronavirus en Sonora.
Desde esta semana al persistir el bajo riesgo del virus y estar en Alerta Amarilla, se autorizó el reinicio de misas presenciales en las diversas iglesias con asistencia moderada, y este miércoles reabren los bares, antros y cantinas, por lo que están de fiesta los fieles y los infieles.
Fue el mismo Subsecretario Hugo López Gatell, quien este martes reconoció que Sonora es una de las entidades en donde existe una reducción sostenida de los contagios y defunciones por Covid-19 derivada de la aplicación de programas como la reducción de la movilidad urbana.
“Sonora tiene un cambio semejante solo que el cambio ocurrió en la semana 28, en donde tuvieron principalmente –a expensas de Hermosillo- un cambio importante en la movilidad en el espacio público, y eso llevó a un cambio sostenido de reducción de la epidemia; y su ocupación hospitalaria desde el 1 de julio también empezó a descender de manera más rápida todo agosto y todo septiembre”, dijo el vocero federal para la pandemia.
De acuerdo con datos del Gobierno Federal, en Sonora la ocupación hospitalaria por casos de Covid-19 es del 11por ciento, cifra menor a lo registrado durante junio, y desde luego contrasta con meses anteriores donde destacaba la saturación con contagiados los hospitales públicos y privados.
Según la Secretaría de Salud estatal desde que Sonora transitó al color amarillo del semáforo epidemiológico, el 50 por ciento de las pruebas a Covid-19 han resultado positivas, registrando un promedio de 150 casos diarios y cinco fallecimientos, siendo los últimos reportes de 144 casos positivos y cinco decesos para un total de 32 mil casos de coronavirus y 2 mil 832 muertos desde marzo que se inició la pandemia hasta esta fecha.
La pandemia no hay que darla por muerta, como dice la ONU y los que saben, ya que llegó para quedarse pero será controlada manteniendo los protocolos de salud, siendo lo más importante que bajó la mortalidad, la gravedad de los casos y en algunos los contagiados son asintomáticos.
Por lo anterior, en el caso de los sonorenses viven la nueva normalidad gozando los que pueden en las playas y diversos centros recreativos, siendo la envidia de nuestros vecinos de Arizona, que siguen siendo azotada por la pandemia causando estragos en su economía al permanecer medidas restrictivas y cerrada la frontera a mexicanos cuyo consumo es vital para esa entidad. ([email protected])

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *