La mejor acción y/o noticia para Sonora: la aplicación de las vacunas


El hecho de que Joe Biden se haya aplicado públicamente la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus, no solamente fortaleció la credibilidad de los norteamericanos que votaron a su favor; sino que pudo haber despertado la simpatía de aquellos que equivocadamente confiaban en el presidente saliente Donald Trump.


Aunque no venga mucho al caso este comentario con los tópicos políticos de nuestro país, me surgió esta analogía por lo que ha sucedido con la campaña de vacunación en México.


Porque por más que digan que no habrá más influyentismos en la aplicación de la vacuna (como sí se vio hace algunos días), resulta difícil creerles a los altos funcionarios del Gobierno Federal.


Este comentario es porque continúan -con más fuerza- los rumores de que algunos de ellos ya se vacunaron contra esta enfermedad, sin que les haya tocado el turno.


Aunque a decir verdad, y en la oportunidad que tenemos de opinar, sí sería muy justo que se les aplique la inyección a algunos funcionarios que constantemente se exponen al contagio y que son considerados como vulnerables.


Uno de ellos, por ejemplo, el secretario de Salud, Jorge Alcocer; y otros funcionarios de edad avanzada y/o que sufren alguna enfermedad crónica.


Sin olvidar, por supuesto, lo más importante: la población que como usted o como yo, que estamos esperando nuestros respectivos turnos para que nos pongan la vacuna Pfizer, Astrazeneca, Cansino o la que sea.


Ya que no es hora de ponernos los moños, como decían las doñas en El Jito.


Entonces…


Sería bueno que el presidente Andrés Manuel López Obrador, también mostrara públicamente el momento cuando le apliquen la vacuna.


Con todo y que las malas lenguas dicen que ya se la puso.


Pero en secreto, obviamente.


Y en caso de que ya esté inmunizado, pues que haga un “performance” con una jeringa llena de agua o solución salina.


Al fin y al cabo ahí está López Gatell para que le haga el paro.


                                000000000000000000000000000000000000000000000000000


Ahora que ya empezaron a llegar y a aplicarse las vacunas al personal médico de los hospitales públicos en Sonora, crece la esperanza de que esta situación cambie a favor de los 3 millones de paisanos que deseamos una vida mejor.


Sin que bajemos la guardia en seguirnos cuidando, por supuesto.


La gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, una vez más mostró su convicción al advertir que no habrá ningún influyentismo en la aplicación de la vacuna; y se manifestó muy feliz -en las redes sociales- al mostrar fotografías del avión con el preciado medicamento y el momento cuando el enfermero Rodrigo Romero recibió este miércoles por la mañana el primer pinchazo en las instalaciones del Hospital General del Estado.


Esto representa, sin lugar a dudas, la mejor acción y/o noticia que hemos registrado en lo que va de la pandemia.


Y esperemos que todavía venga lo mejor.


Aquí, como en todos los lugares del país, también se tendrá la misma secuencia para los beneficiarios por la vacuna; siendo las personas de la tercera edad, el segundo grupo que será inmunizado contra este mal.


Dentro del personal de la Secretaría de Salud Estatal y que se supone no se encuentra en la primera línea de atención a la población contagiada, también hay funcionarios o trabajadores que se exponen mucho.


Uno de ellos, por supuesto, el propio secretario Enrique Claussen Iberri, quien ya hasta en dos ocasiones ha sido contagiado por el coronavirus y ha salido adelante.


Tanto se ha expuesto que, el pasado lunes 11 de enero por la noche se encontraba supervisando personalmente las revisiones vehiculares para que los hermosillenses no circulen después de las 8 de la noche.


Misma restricción de Código Rojo se tiene en Nogales y San Luis Río Colorado.


                       0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000


Bueno sería que, entre tantas acciones que se han implantado en esta lucha por mitigar la propagación del coronavirus, le hicieran un llamado al presidente municipal de San Luis Río Colorado, Santos González Yescas, quien se la ha pasado toda la cuarentena encabezando eventos con buena cantidad de invitados.


Con el fin de mejorar sus probabilidades de reelección, obvio.


El acto más reciente y que pudimos ver en redes sociales, es otro reconocimiento (van dos en esta cuarentena) al legendario beisbolista Javier “Vitaminas” Espinoza, quien obviamente merece todo tipo de distinciones.


Pero no deben de exponerlo tanto.


Sería mejor, pues, esperarse a que le pongan la vacuna al querido mánager del beisbol profesional y entonces sí brindarle un homenaje por tanto que ha hecho por el deporte de nuestro estado.


Lo bueno que aquí en Hermosillo, la alcaldesa Célida López Cárdenas ha mantenido una excelente coordinación con los otros dos niveles de gobierno en la lucha contra el coronavirus.


Porque lejos de protagonismos y mejorar su posicionamiento con miras a una posible reelección, López Cárdenas se ha esmerado por mejorar las condiciones de vida de los hermosillenses en todos los aspectos.


No solamente en salud y seguridad pública; sino en los servicios básicos que requiere una ciudad como la recolección de basura, el suministro de agua potable, el mejoramiento en las vialidades y otras cosas.


                    000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000


Mucha sorpresa provocó que este martes 12 de enero haya circulado en redes sociales la noticia de que el ex panista Fernando Miranda Blanco, se haya incorporado a la campaña por la Gubernatura del morenista Alfonso Durazo Montaño.


El originario de Oposura (Moctezuma, Sonora) se hará cargo de las propuestas de agricultura, ganadería y pesca; toda vez que su título profesional es referente a esos temas; además de tener experiencia como Delegado Estatal de la entonces llamada Sagarpa Federal (hoy Sader).


Amigos beisbolistas muy cercanos y paisanos de Miranda Blanco, me comentaron hace tiempo, que una vez terminado su período como Síndico Municipal en la administración de Alejandro López Caballero, siguió trabajando a bordo de su carro habilitado como un Uber.


Como dirían en la tele: cosas de la vida.


Seguimos en la próxima.



Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *