Impactará programa migratorio de EU a Sonora 

CRITICA 

 

 

GASPAR NAVARRO 

 



 

Al reactivar Estados Unidos el programa “Quédate en México”, se agravará el problema migratorio en la frontera de Sonora, al ser inundado por cientos de indocumentados que esperarán del lado mexicano la respuesta del gobierno estadounidense a sus solicitudes de asilo en ese país. 

El gobierno de Sonora mucho menos los gobiernos municipales carecen de presupuesto para atender la oleada de migrantes indocumentados que en tanto les llega la resolución de sus casos en EU tendrán que permanecer del lado mexicano generando problemas de salud, vivienda, seguridad, alimentación, vestido, etc., siendo los escasos albergues insuficientes para atender la enorme demanda que se avecina. 

Para darnos una idea del grave problema que enfrentará Sonora, en Arizona el gobernador Doug Ducey despotricó contra el gobierno de Joe Biden por abrirle las puertas a los migrantes indocumentados, generando en esa entidad una crisis humanitaria al congregarse más de mil inmigrantes de Honduras, Nicaragua, Cuba, Brasil, Haití, India y Georgia, en las inmediaciones de Yuma, Arizona, ciudad que colinda con la fronteriza San Luis Río Colorado. 

“Yuma se enfrenta a una crisis humanitaria y fronteriza cada vez mayor, y es resultado directo de la mala comunicación de la Administración Biden, la falta de organización y la completa indiferencia por la protección de la frontera”, aseguró el gobernador en un mensaje en la red social Twitter. 

“Arizona está haciendo todo lo que está en su poder a nivel estatal para apoyar la aplicación de la ley y proteger nuestras comunidades fronterizas, pero el gobierno federal está ignorando el problema. No está enviando suficientes recursos”, dijo el gobernador de Arizona. 

Analistas del problema migratorio consideran que “pese a la reactivación del programa Quédate en México, la mayoría de solicitantes de asilo ni siquiera tendrán la oportunidad de que sus casos sean admitidos a trámite, y serán devueltos a México de todas formas de manera rápida en virtud a la medida conocida como Título 42, aprobada también por Trump al inicio de la pandemia de Coronavirus y que ha sido mantenida por el presidente Biden”. 

De ese pelo el problema migratorio que enfrentará México, sobre todo las entidades fronterizas que fueron designadas para acatar el programa “Quédate en México”, como es el caso de Sonora, sin que hasta la fecha el gobernador Alfonso Durazo Montaño, anuncie un plan de emergencia para atender la crisis humanitaria que se avecina, y que al igual que su homólogo de Arizona, Doug Ducey, carece de recursos federales para enfrentar el problema migratorio. 

Entre los acuerdos del presidente López Obrador con Joe Biden en el tema migratorio (además de tratar de detener por la fuerza con la Guardia Nacional las caravanas de indocumentados en la frontera sur) destaca que el Gobierno de México acogerá de nuevo por razones humanitarias a los migrantes de terceros países que pidan asilo a Estados Unidos. 

La cancillería mexicana informó que el Gobierno de México por razones humanitarias ha decidido que de manera temporal no retornará a sus países de origen a ciertos migrantes que tengan una cita para presentarse ante un juez migratorio de Estados Unidos para solicitar asilo en ese País. 

El gobierno de Estados Unidos manifestó que trabajaría con el gobierno de México para garantizar que haya refugios seguros para los inmigrantes inscritos en el programa Quédate en México, y que los participantes puedan contar con permisos de trabajo, acceso al cuidado de la salud y a otros servicios en México. 

Hasta la fecha, a una semana de anunciada la reactivación en Estados Unidos del programa Quédate en México, nada se sabe de parte del gobierno mexicano sobre apoyos con recursos financieros a las entidades fronterizas para atender la crisis humanitaria que se avecina en la frontera norte del País. 

SE ENFILA OCHOA SIN PROBLEMAS A PRESIDIR LA UGRS 

El proceso interno de elección del nuevo presidente de la Unión Ganadera Regional de Sonora (UGRS), se enfila sin mayores problemas para que Juan Angel Ochoa Valenzuela, releve al actual líder Héctor Platt. 

Este proceso no es ni la sombra del anterior donde el candidato Daniel Baranzini Hurtado, le movió el tapete en su reelección a Héctor Platt, y por poco logra desbancar al abanderado oficial de Palacio de Gobierno contando con el respaldo de liderazgos de Morena, legisladores federales y locales y hasta del actual titular de la Sagarpha federal ahora llamada Sader. 

Después de la derrota de Baranzini y su posterior impugnación al proceso interno contando con el respaldo de la Sader para desconocer al reelecto Héctor Platt, el comercializador de ganado y líder del frente opositor al dirigente de los ganaderos que era apoyado por los mismos ex dirigentes de la UGRS que desde siempre están pegados a la ubre, se tiró a perder en franca ruptura con Morena para después reaparecer en la escena política como candidato a Diputado Federal por el 04 distrito electoral federal con la camiseta naranja del Movimiento Ciudadano. 

Tal parece que en la UGRS los planetas se alinearon en torno al ganadero aguapretense criador y comercializador de ganado Ochoa Valenzuela, quien asegura no ser militante de Morena ni un aspirante “palomeado” por el gobernador Durazo Montaño, sino que sus aspiraciones son apoyadas por el gremio de los rancheros organizados con los que ha trabajado de cerca por más de 40 años, por lo que va enfilado sin tocar vara a ser electo como nuevo dirigente de la UGRS en la asamblea de abril próximo. (g_navarro_ruiz@hotmail.com) 

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *